¡Gracias por unirte al equipo!

Te hemos mandado un mail de bienvenida (somos así de majos) y nos permitimos recordarte un par de cosas que pueden serte de ayuda:

¿No te ha llegado?

Comprueba tu bandeja de spam por si acaso, que nunca se sabe. Si no está, prueba a volverte a suscribir o, directamente, escríbenos un mail

¿Y si no las leo?

Sin problemas. Pero eso sí, recuerda que cada 6 meses limpiamos nuestra base de datos de los usuarios que no abren los mails. Es bueno para ti. Para todos.

¿Y ahora qué?

Puedes volver a nuestra web, visitar el archivo de las newsletters pasadas, disfrutar con nuestros proyectos destacados o jugar una partidita al Pac Man.

Gracias por suscribirte a la microletter

¡Eh! ¡Lo de las cooooookies!

La vida es eso que pasa entre aceptación y aceptación de cookies. Pero es lo que hay: las necesitamos para saber si presentamos bien lo que hacemos (para que puedas entendernos mejor). Controla o cámbialas en la página de preferencias o lee más sobre nuestra Política de Cookies.

Cookies